Los que revisan dos veces las cosas

Mariano llega a la parada del colectivo donde dos jóvenes esperan en el cordón de la vereda. Uno de los jóvenes estira el brazo para solicitar parada. Mariano hace lo mismo pese a ver que el ómnibus disminuye la marcha. Suben. Transcurren unos minutos y Mariano decide descender. Va la puerta trasera donde una señora toca el timbre. Mariano se para al lado y llegando a la esquina repite la acción de la señora haciendo que el chofer mire enojado por el espejo. Llega al edificio. Una anciana espera que baje el ascensor. El botón está iluminado en rojo, cual color de la espera inmediata. Mariano presiona nuevamente el botón. La anciana lo mira y bufa. Entran. Mariano controla que las puertas hayan cerrado bien y marca el piso sin consultar a la anciana: Número 3, coincidente a las veces que presionó el botón. La anciana lo mira. Mariano está apurado, casi que lo sabe. Departamento "B". La mano temblando complica la introducción de la llave en la puerta. Abre. Living pasillo dormitorio. Ahí está. Confirmadísimo. Pese a las explicaciones Mariano vuelve al living, donde está la salida al balcón. No necesita pensar la caída dos veces. Salta. Mal hecho.
Mariano cayó sobre un toldo, se quebró casi la mitad del cuerpo. Ni Clara ni Maxi le llevaron más explicaciones. Mucho menos chocolates.

9 comentarios:

  1. Yo tb reviso dos veces todo!

    Muy mal que no le hayan llevado chocolates! Yo no los perdonaría *

    Un beso o 2 !

    ResponderEliminar
  2. Soy muy aficionada también al micro-relato aunque en mi blog no lo refleje. Me ha llamado mucho la atención tu estilo en este que has publicado hoy porque es prácticamente igual al mio...Curioso...

    Yo tampoco le llevaría chocolates...

    ResponderEliminar
  3. relato corto y misterioso, no hace falta preguntar nada. saludos.

    ResponderEliminar
  4. No te voy a mentir, revisar dos veces las cosas me partiría en dos.
    Bien logrado.

    ResponderEliminar
  5. si mariano hubiera tenido un sweter azul, podría haber dicho "que no se culpe a nadie".
    y esperaba chocolates? iluso mariano?

    buen relato extraño

    besos*

    ResponderEliminar
  6. yo de vuelta:
    quise decir: iluso mariano....(sin signo interrogante)

    otro beso*

    ResponderEliminar
  7. yo si llevaria chocolates, y podria ser que hasta unas flores... es mas, hasta lo animaria que volviera hacerlo, todo esto sin problemas podria hacerlo dos veces...

    ResponderEliminar
  8. Moraleja: sé tu mismo, imitar es peligroso.

    ResponderEliminar